Bulería

Se conoce como bulería a uno de los palos del flamenco más comunes que podemos encontrar, el cual destaca por ser el cante y baile más flexibles de estos. Es específico podemos decir que se trata de un ritmo y baile rápido en el flamenco, típico de Jerez de la Frontera.

Historia de la bulería

El término “bulleria” es usado por cualidades que se expresan en la ejecución del baile por bulerías. Se piensan que la misma nació en Jerez, como un particular remate acelerado de la soleá.  Pero se le atribuye a Camarón de la Isla y Paco de Lucía, que la llevaran más allá. Siendo estos los que aportaron una gran infinidad de contratiempos que enriquecieron el ritmo de este estilo de baile.

Debemos mencionar que las bulerías están consideradas como el ritmo más difícil de ejecutar en el flamenco. Esto se debe a que tiene un ritmo mucho más rápido y flexible, teniendo un compás que se marca con 12 tiempos.

Historia de la bulería

Podemos decir que este estilo de baile, se interpreta por sí solo o al final de otros palos flamencos. Lo más común es que en este baile, al final se comience a subir el ritmo del zapateo hasta llevarlo a unas bulerías. En específico este tipo de baile se usan a menudo para interpretar al final de una presentación de flamenco.

Es importante mencionar que esta se ha convertido en un término muy usado desde principios del siglo XX, que fue donde adquirió su significado musical. Convirtiéndose en el último tercio del siglo XX en el estilo más popular en el flamenco.

¿Cómo se compone?

Como otros tipos de bailes, las bulerías cuentan con tonalidad, compás y claves. Si empezamos con la tonalidad de este baile, podemos decir que esta tienen un cadencia andaluza. No obstante, debemos mencionar que también podemos encontrar algunas bulerías de modo menor.

Pasando a lo que sería el compás podemos decir que esta se interpreta en compás de 3×4. Aunque también existe la posibilidad de encontrarlo en un compás de 3×8 pero esto es para una velocidad ligera.

Debemos mencionar que el compás de este baile puede variar, ya que se plantea de diferentes maneras el estilo. De hecho podemos encontrar, que algunas de ellas se centran mayormente en el pasado, pero otras se suelen marcar hoy al sistema para la soleá, pero con una velocidad mucho mayor.

En los que respecta a sus estrofas estas tiene coplas de las soleares en sus tres variantes. Aunque como está es más versátil podemos encontrar mucho de todo, como tango, flamencos, o argentinos, fandangos y seguidillas.

Por último en el caso de las claves, podemos decir que esta tiene un ritmo, que se marca con las palmas, rasgueo propio y jaleos. Sin embargo debemos tener en cuenta que esto último se da mayormente en Jerez de la Frontera. En otras zonas los acentos se desplazan restando un poco de contundencia.

¿Cómo bailar al ritmo de la bulería?

Cómo bailar al ritmo de la bulería

En el flamenco uno de los pasos más alegres y originales que hay es la bulería. La cual se puede bailar de la siguiente manera;

La llamada para comenzar a bailar bulería son tres golpes secos con el pie derecho, luego debemos avanzar con un paso con el pie izquierdo

Primero debes realizar una planta, luego un tacón y luego golpea con el pie derecho. En este punto debes continuar ejecutando un paso de planta-tacón con el pie izquierdo y luego con el derecho. Asegúrate de repetirlo de nuevo con ambos pies.

Luego debes curvar los brazos en dirección contraria, dejándolo a la altura del pecho. Manteniendo las palmas en una posición recta.

Ahora gira las manos desde el dedo meñique hasta el índice. Haciéndolo en dirección a la palma, ve abriendo los brazos hacia el exterior y ve subiendolos poco a poco.

Con los brazos encima de la cabeza ve bajandolos por la parte frontal de tu cuerpo, mientras giras las palmas de la mano. Al concluir debes dejar los brazos en la posición inicial.

Para terminar debemos mencionar que el movimiento de los brazos siempre debe acompañar a este estilo de baile. Sin embargo no existe una norma que dicte cómo debemos moverlos. El ejemplo anterior solo fue una de las tantas formas que hay.

Nuestra recomendación es que personalices los movimientos como deseen, es decir debes intentar darle tu propio estilo.

Autor entrada: Aiton

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *