Zanfona

La Zanfona, Zanfoña o también conocida como Sinfonía es un instrumento musical perteneciente a la familia de los cordófonos. Se iguala a un violín mecánico donde su funcionamiento se debe a la vibración que emiten las cuerdas al rozar con una rueda. Dicha rueda, se sitúa en la caja de resonancia del instrumento y gira gracias a una manivela, actuando de modo similar al arco de un violín. Estas cuerdas producen un sonido muy parecido al de la gaita.

Zanfona

Existen también Zanfonas Eléctricas y Zanfonas electrónicas. Las eléctricas, por su parte, fueron utilizadas en la música popular neomedieval, su funcionamiento consistía en que las pastillas electromagnéticas convertían la vibración de sus cuerdas en señales eléctricas análogas. Las mismas se transmitían a un amplificador de instrumentos o se reproducía por sintetizador en forma modificada. Por el contrario, las zanfonas electrónicas no necesitan cuerdas, las señales de las cuerdas son generadas electrónicamente por teclas en combinación con la rotación de la rueda y los movimientos de la manivela. Dependiendo del equipamiento técnico del instrumento, la señal de audio digital puede ser emitida directamente a través de un procesador y una tarjeta de sonido integrada.

Terminología de la Palabra Zanfona

Es necesario mencionar que en torno a la Zanfona existe una abundante terminología real para nombrarla, por lo que hemos recopilado algunos vocablos posibles. De algunos de estos vocablos consiste su antigüedad gramatical, como veremos a continuación: Armonia, Cinfonia, Cinfonía, Canpoña, Chifonía, Gaita de Rabil, Gaita Zamora, Lira Alemana, Lira Rustica, Viela, Viola, Viola de Rueda, Zanfona, Zamponna, entre otras.

Es importante resaltar que la palabra “zanfonía” aparece en el Diccionario de la Real Academia Española pero no corresponde a la descripción/ del instrumento conocido como zanfona; en realidad este se encuentra especificado en la palabra “Gaita”, así como también es una segunda acepción: “Gaita zamorana”. De forma genérica, la palabra “sinfonía” figura en su cuarto significado.

Historia de la Zanfona

Cabe destacar que la zanfona tuvo su tiempo de oro en el siglo XVIII, situándose entre los instrumentos musicales cultos de la época. Este instrumento se pone de moda entre los miembros de la alta sociedad, teniendo un auge especial entre la sociedad francesa, muy superior al que tuvo en el resto de Europa.

Eran numerosos los talleres y violeros que se dedicaban a la fabricación de zanfonas, era tan enorme la demanda de ellas que destruían bellísimos laúdes antiguos para transformarlos en zanfonas. Es por eso que la forma tradicional de la zanfona francesa sea la de laúd, a diferencia de la española que la forma de vihuela o incluso de guitarra, o la de otras formas de países europeos, asemejadas a la viola o al violín.

El compositor Michel Corrette es quizás el mejor para zanfona. Fue un organista del Colegio de los Jesuitas de Paris, en 1738 alcanza la fama con la publicación de numerosos métodos de los más dispares instrumentos como la flauta, contrabajo, mandolina, zanfona, etc.; así mismo como sus composiciones.

El método para zanfona ha llegado como el más interesante exponente de la técnica del instrumento: “La belle vieilleuse. Méthode pour apprendre a jouer de la Vielle”

“La Vielle est un instrument acordes, agréable, brillant et bon pour jouer seul et faire danser”. Asi mismo comienza el famoso tratado que Michel Corrette divide en nueve partes: tras una breve introducción se habla de la posición de la zanfona, la correcta manera de afinarla, la manera de girar la rueda por sí sola y para las notas con puntillo. Asimismo, se explica la estructura del teclado de la zanfona y de las notas que corresponden a las teclas, de cómo deben posicionarse las manos, entre muchos otras aspectos acerca del funcionamiento de este instrumento.

Características de la Zanfona

La zanfona está formada por una caja de resonancia, en cuyo interior se introduce parcialmente una rueda de madera. Esta rueda se hace girar por medio de una manivela unida a un eje que la atraviesa por el centro. A su vez, la parte de la rueda que sobresale frota contra unas cuerdas, provocando que las mismas vibren simultáneamente.

Cuerdas

Existen dos tipos de cuerdas, las que emiten una sola nota, generalmente más grave y que actúa como bordones o sonido de acompañamiento; y otras llamadas cantantes de las cuales se obtienen varias notas al acortar su longitud mediante la presión de unas pequeñas piezas o espadillas. Estas cuerdas se hayan insertadas sobre un vástago que se desliza a modo de tecla al presionar uno de sus extremos. Asimismo, el número de teclas puede variar; en las zanfonas actuales, por ejemplo, pueden llegar a 23 teclas colocadas en dos hileras, una para la escala natural y otra para las alteraciones, obteniendo así dos octavas completas.

Por otra parte, las cuerdas se fijan al instrumento por medio de un cordal y un clavijero, reposando sobre un puente. Gracias a esto se mueven rozando a la rueda en el punto donde se coloca un pequeño trozo de algodón o lana para aumentar la suavidad en la fricción.

Las cuerdas cantantes pueden ser de tripas, al igual que los bordones. Es muy importante tener presente que la presión de las cuerdas sobre la rueda debe ser baja, para que este se deslice con suavidad, pero suficiente para que entre en vibración produciendo el sonido agradable y propio de este instrumento.

Caja de Resonancia

En cuanto a la caja de resonancia, podemos decir que está fabricada de madera, normalmente blanda y fibrosa. En cambio, la rueda debe estar construida de una madera dura y con pocas vetas, resistentes a deformaciones. Debido a los cambios de humedad y temperatura del ambiente, este último factor es casi imposible de lograr, por lo que, en la actualidad, este defecto se mitiga empleando láminas de madera superpuestas y encoladas en capas, variando la dirección de la veta en cada lamina; también se pueden utilizar otros materiales como PVC o Metacrilato. Además, el perfil de la rueda se impregna con resina pulverizada de forma semejante a los arcos de los violines.

Afinación

La afinación más corriente de las cantantes, lo cual no significa que sea la única es SOL, DO, SOL (bajo) y los bordones Sol (bajo) Do (bajo).

Autor entrada: Andreatienda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *