¿Qué es una gramola y cómo funciona?

Una gramola, también conocida como máquina toca disco, jukebox o rocola, representa un fragmento clave en la historia de los dispositivos y artilugios musicales.

Seguramente reconoces las cajas de madera redondeadas, con botoneras e iluminaciones de colores que, cuando depositas monedas o billetes, reproducen canciones.

¿Quieres saber qué son, cuál es su origen y cómo funcionan realmente? Sigue leyendo.

¿Qué es una gramola?

Es un dispositivo para escuchar música que funciona con un mecanismo automatizado para seleccionar las canciones grabadas luego de introducir monedas.

Gramofono electrico

En un principio consistía en un gramófono encerrado en un armario de madera, posteriormente metálico, que hacía sonar discos gracias a una combinación de botones.

Fue el centro de atracción de diversos establecimientos de comida, como los restaurantes y bares.

Origen de la gramola

El origen de la gramola no está claro del todo. Hay mucha ambigüedad al respecto. Se cree que la primera versión de la rocola deriva del fonógrafo de Edison; creado en el año 1889.

Lo que sí es cierto es que la gramola inicia del gramófono, un artilugio que reproduce sonidos grabados en un disco giratorio gracias a una pinza metálica, aguja, que convierte las vibraciones en sonido.

La era dorada de las gramolas ocurrió en los años 1950-1960. Luego de la Segunda Guerra Mundial. Una época complicada para los dispositivos, ya que destinaban los materiales de construcción (madera, metales, cristales) a armamento.

Eran imprescindibles en los restaurantes de comida rápida clásicos. Se arrinconaban y, quien tuviese el dinero suficiente, introducía la moneda para encender el ambiente con una canción de época de acuerdo a los discos disponibles.

Cómo funciona la gramola

Los dispositivos encerrados en cajas de madera funcionan con electricidad. Mecanismo que sustituyó la intervención manual de seleccionar los discos y colocarlos en el tocadiscos.

Hay dos elementos que destacan en el funcionamiento de las gramolas: los botones y las bocinas.

Cada vez que se alimentaba la ranura con monedas, debía apretarse la botonera con el nombre de las canciones. En ocasiones identificados con números.

Esto liberaba el mecanismo de las rocolas que buscaba los discos y luego reproducía los sonidos por las bocinas.

En principio, los artilugios musicales clásicos eran limitados y contaban con grabaciones sencillas. Solo se podía escuchar una canción por cada moneda suministrada.

La calidad del audio no era tan buena, sobre todo por las restricciones de las bocinas, pero seguían siendo mejor opción que los gramófonos convencionales usados en aquel entonces.

Uso de las gramolas

A medida que los años avanzan, y la tecnología arrasa con los dispositivos musicales tradicionales, las gramolas han dejado de usarse como dispositivo para escuchar música.

Aunque, eso no quiere decir que, en la actualidad, no existan gramolas o sinfonolas. Siguen estando presente en algunos restaurantes o bares, no operativos, como elementos decorativos.

como funciona una gramola

Las rocolas son máquinas que representan un estilo vintage muy llamativo y atractivo. La construcción de madera, los botones con canciones y la iluminación colorida son elementos decorativos únicos para quienes valoran estos artilugios históricos.

Autor entrada: PedroJ